ASISTENCIA DE ESTUDIANTES DE CIUDAD DE LOS NIÑOS A LA OBRA TEATRAL “EL REY LEAR”, DE WILLIAM SHAKESPEARE

03.11.2013 00:00

El domingo 3 de noviembre de 2013, invitados por la Compañía Nacional de Teatro de Costa Rica (nuestro especial agradecimiento a su directora, Gladys Alzate, y a su representante, Viviana Molina), un grupo de estudiantes de Ciudad de los Niños (CDN), algunos de ellos acompañados por familiares, tuvo ocasión de disfrutar la excelente puesta en escena de un clásico de la dramaturgia universal, “El Rey Lear”, de William Shakespeare, bajo la dirección de Fabián Sales (cuya propuesta resultó ganadora en el Concurso de Puesta en Escena 2013 que realiza anualmente la Compañía Nacional de Teatro).

Nos reunimos diecinueve personas relacionadas con Ciudad de los Niños, entre ellos estudiantes de duodécimo grado que acaban de finalizar sus exámenes de Bachillerato (Diego Cervantes, Gonzalo González, Jeff Andrés Corella, Fabián Lara), así que asistir a esta maravillosa representación fue como un premio a su esfuerzo realizado. También se nos unieron antiguos alumnos, como Juan Carlos Córdoba, Jimmy Corella y Logan Martínez, la profesora y coordinadora de talleres técnicos Rocío, así como Mª Fernanda Vindas, estudiante universitaria de Bibliotecología de la Universidad de Costa Rica (UCR), en representación de los universitarios que, desde el año 2010, han participado en el Trabajo Comunal Universitario (TCU) de la UCR dedicado al Proyecto Literario CDN. Todos quedaron encantados con este gran clásico y con la calidad de la puesta en escena.

Tal como menciona Gladys Alzate en el folleto publicitario, “la ausencia de autoconocimiento y serenidad, unida a los excesos de su autoridad, conducen (al Rey Lear) hacia las faltas que lo llevarán por el camino de héroe trágico”, una síntesis perfecta de la situación que estos jóvenes viven a menudo en la institución Ciudad de los Niños, donde los frailes que la regentan a menudo abusan de su autoridad y se ensañan con quienes discrepan de sus métodos (como en nuestra época no se estilan los destierros, recurren a las expulsiones masivas).

Una vez más, el arte sirve no sólo como deleite cultural, sino, sobre todo –y especialmente en el caso de Shakespeare, cuyos mensajes universales siguen plenamente vigentes- como catarsis de situaciones vividas en la realidad y sublimadas en la ficción, como enseñanza y experiencia de aprendizaje que nos engrandecen por dentro.

Mil gracias por esta nueva oportunidad y enhorabuena por la ejemplar iniciativa de la Compañía Nacional de Teatro de acercar el talento a los jóvenes, especialmente a aquellos más desfavorecidos.

Dentro del Teatro de la Aduana.

Foto de grupo a la salida del teatro.

Foto de grupo junto a réplica de la escultura “El pensadore”, de A. Rodin.

Diego Cervantes entre sus hermanas María José y Fabiola.

 

Fotogalería: ASISTENCIA DE ESTUDIANTES DE CIUDAD DE LOS NIÑOS A LA OBRA TEATRAL “EL REY LEAR”, DE WILLIAM SHAKESPEARE